Cómo pagar una multa de tránsito

Al conducir un vehículo es necesario considerar muchas cosas: otros autos, leyes, personas, entre otros. Si pasamos por alto alguno de estos elementos, podríamos ocasionar un accidente o que nos pongan una multa. Para este artículo, hablaremos de las multas de tránsito, sanciones que debemos pagar en caso de romper alguna ley o cometer un delito.

¿Qué es una multa de tránsito?

Una infraccion de las leyes de transito, o multa, es un incumplimiento a las normas de transito de vehículos que puede ocasionar sanciones administrativas para el infractor . Estas sanciones varían dependiendo del delito cometido y van desde un pago monetario o advertencia, hasta la privación de la libertad.

En España hay 3 organismos que se encargan de la seguridad vial y de dar las multas: la DGT(Dirección General de Transito)Servicio catalán de tráfico y la Ertzaintza. En caso de que desees pagar la multa, reclamar o hacer alguna alegación, deberás dirigirte al organismo que te haya colocado la multa.

Si el caso es que la multa sea puesta por la DGT, te dan 3 periodos de tiempo para pagarla, los cuales tienen diferentes costos:

  • Periodo voluntario: son los primeros 20 días desde que te fue notificada la infracción. Si pagas durante este periodo, se aplicará una reducción, en muchos casos, de la mitad del monto total a pagar de la multa. Mientras transcurre  este periodo se puede alegar.
  • Periodo ordinario: comienza después que pase el periodo voluntario y se extiende hasta los 45 días después de haber sido notificado de la infracción. En este lapso de tiempo, la multa se debe pagar por completo y se puede pagar en cualquier momento.
  • Luego de que pase el periodo ordinario, la multa es transferida a la Agencia Tributaria. Cuando la multa pasa a manos de la Agencia Tributaria, esta se encargará de cobrar la multa completa y un adicional del 20% de recargo.

Si pagas la multa en el periodo voluntario y obtienes la reducción del pago de la multa, estás renunciando al derecho a presentar alegaciones. Y a la inversa también funciona, si presentas una alegación estarás renunciando a pagar solamente el 50% del costo de la multa. En caso de que la alegación sea desestimada, tendrás que pagar el costo total de la multa.

Pagando las multas de tránsito

Antes de realizar el pago, es importante que conozcas lo que necesitas para hacerlo: dependiendo del medio de pago que utilices necesitarás una tarjeta de débito o crédito, que puede ser Maestro, Visa o MasterCard, o dinero en efectivo. Además, no te puede faltar el número de la multa que quieras pagar.

No es obligatorio que el infractor mismo pague su multa, cualquier persona puede pagarla, sea con tarjeta o efectivo, en nombre del infractor.

Para pagar las multas hay varios métodos disponibles, los cuales son:

  • Por internet:
    Para realizar este pago necesitas, el número de expediente y, la fecha de notificación. Simplemente necesitas leer el código QR que está en la multa y allí encontraras lo necesario para pagar la multa. Debes introducir el monto total (si te dieron reducción, no la incluyas), y luego se te indicara cuanto es lo que tienes pendiente por pagar.
  • Por teléfono:
    Debes llamar al 060, y utilizarás alguna tarjeta de débito o crédito para el pago. Al ser un sistema automático, está accesible las 24 h del día, en cualquier día del año.
  • Desde la app móvil miDGT:
    Utilizando la app oficial de DGT, disponible para celulares y tablets, puedes consultar las multas que tengas y pagarlas. La app la puedes descargar de la página oficial siguiendo este enlace . Si quieres pagar una multa utilizando la app, solamente necesitas entrar en el menú Principal y tocar en “Mis Multas” y luego en “Pendientes”.
  • De forma presencial:
    Tenemos varias opciones para pagar de forma presencial, a saber:

    • En cajeros y oficinas de Caixabank.
    • En Oficina de Correos.
    • En la Jefatura o en la Oficina de Tránsito.
    • En caso de que te detenga en la carretera un Guardia Civil por realizar una infracción, puedes pagar la multa en el lugar.

Pagar la multa por un medio electrónico es un servicio completamente gratis y no tiene comisiones. A menos que estés pagando en alguna Oficina de Correos, allí se te cobrarán 2,25 euros y 1,50% del total de la multa de forma adicional.

Consecuencias de no pagar una multa

Como ya mencionamos en este artículo, si pagas en el periodo voluntario, lo más seguro es que pagues la mitad de la multa. Pasados los 20 días y hasta un límite de 45 días, pagarás la multa completa. Y finalmente, una vez pasados el plazo de los 45 días, la Agencia Tributaria toma las riendas del asunto, aumenta en un 20% el recargo de la multa. ¿Qué pasa si nos seguimos negando a pagar la multa?

Una vez agotado el tiempo de providencia, la cosa se empezara a poner más seria y se le notificara al usuario del embargo que puede tener. Lo normal, es que se empiece embargando los bienes con mayor facilidad de liquidación, en otras palabras, el dinero de las cuentas bancarias. Si no hubiera dinero en las cuentas, se pasaría a derechos y valores a corto plazo, luego a suelos y pensiones, después a bienes inmuebles, y por último a intereses o rentas.

Existe también, la posibilidad muy remota de que se prescriba la multa, pero se deben esperar 4 años y para ese tiempo ya te habrán embargado todo. La posibilidad es tan pequeña, que es mejor pagar las multas antes de que se llegue a esos extremos, y así evitarse problemas mayores.

Siempre es importante que manejemos con cuidado, tomando en cuenta las precauciones necesarias, y así no infringir alguna ley. En caso de que por un algún descuido te terminen multando, debes hacer lo posible por pagarlas lo más pronto posible. Maneje con cuidado, no se atrase en sus pagos y si tiene preguntas sobre cómo pagar, consulte nuestro blog.

Deja un comentario