La factura cambiaria en colombia

Moneda colombiana

Los servicios prestados desde el exterior serán gravados a través de un mecanismo de inversión del sujeto pasivo, por lo que el beneficiario del servicio deberá presentar la declaración correspondiente y pagar el impuesto ante la Administración Tributaria Colombiana, solo si el beneficiario está inscrito en el IVA.

La Ley 1819 de 2016 estableció que los prestadores de servicios no residentes que presten servicios desde el exterior deben registrarse para efectos de IVA en Colombia cuando vendan servicios vables a clientes que no estén registrados para efectos de IVA en Colombia. El registro para efectos de IVA no significa necesariamente la activación de un EP. Dicha obligación ha sido cumplida por varios contribuyentes del exterior, quienes solicitaron una cédula tributaria colombiana, recaudan y remiten el IVA durante los bimestres a partir del 1 de julio de 2018.

Complementando lo anterior, el contribuyente extranjero puede optar por permitir que la entidad financiera, en los casos en que el pago se realice mediante tarjeta débito/crédito, actúe como agente de retención (está vigente el sistema de WHT; sin embargo, la Dirección de Impuestos no ha dado a conocer la lista de prestadores de servicios no residentes sujetos a WHT, por lo que el sistema no es aplicable actualmente), siempre y cuando se cumplan los siguientes requisitos:

Calculadora de impuestos de importación en Colombia

Cuando sea necesario, obtenga los permisos de importación de los organismos gubernamentales pertinentes. Por ejemplo: Ministerio de Protección Social (para medicamentos), Ministerio de Agricultura (para determinados productos alimenticios) y Dirección General de Aeronáutica Civil (para aviones).

El importador debe presentar una declaración de importación ante la DIAN (Aduana). Esta declaración incluye la misma información contenida en el formulario de registro de importación y otros datos como el derecho y el impuesto sobre las ventas pagados, y el banco donde se realizaron estos pagos. Esta declaración se puede presentar hasta 15 días antes de la llegada de la mercancía a Colombia o hasta dos meses después de la llegada del embarque. Una vez presentada la declaración de importación y pagados los derechos de importación, la aduana autorizará la entrega de la mercancía.

Los funcionarios de aduanas se encargan de inspeccionar la mercancía para verificar que la descripción y la clasificación coinciden con la declaración del importador. Un grupo de inspección aduanera suele realizar investigaciones aleatorias a posteriori para detectar fraudes, irregularidades cambiarias y evasión fiscal. Los principales agentes de aduanas disponen de una oficina de aduanas en sus propios almacenes aduaneros, donde se realizan la mayoría de los trámites de despacho antes de que la mercancía se entregue a los clientes.

Autoridad tributaria de Colombia

El uso de la factura electrónica (FE) se ha consolidado en América Latina y el Caribe,[1]generando amplios beneficios para las administraciones tributarias y aduaneras, así como para los contribuyentes. Este instrumento se ha utilizado sobre todo en las transacciones nacionales para mejorar el cumplimiento tributario, reducir el fraude fiscal y mejorar la calidad del servicio al contribuyente.

Pero aún queda mucho por hacer para aprovechar las ventajas de su uso. Una magnífica oportunidad poco explorada en nuestra región es el uso de la facturación electrónica para mejorar el cumplimiento fiscal y aduanero en las operaciones de comercio exterior de nuestros países.

Durante el evento, representantes de las administraciones tributarias de Brasil y México, por ejemplo, destacaron que la mayoría de las operaciones de facturación electrónica en sus países se refieren a operaciones que ocurren exclusivamente dentro de su jurisdicción nacional. Aunque Brasil y México están entre los pocos países de nuestra región que utilizan la facturación electrónica para operaciones de comercio exterior, también señalaron que estas operaciones representan sólo una pequeña fracción del potencial esperado.

Tipo impositivo en Colombia

El tipo normal del IVA en Colombia es del 19%, con un tipo reducido para los productos alimenticios básicos, los servicios de salud y los seguros, y un tipo de IVA nulo para algunos bienes. Las exportaciones de bienes o servicios; los servicios turísticos para no residentes; algunos servicios financieros y seguros; algunos suministros agrícolas; los suministros de electricidad y gas natural; los medicamentos están exentos.

El tipo reducido incluye: determinadas ventas de bienes inmuebles nuevos; algodón; madera; determinados productos alimenticios; suministros agrícolas; seguros agrícolas; seguros médicos; vehículos eléctricos e híbridos; limpieza; café